Tengo miles de stickers… ¿Y ahora qué?

donde pegar stickers
Stickers de varios artistas

Asumámoslo, los compradores de arte somos consumidores compulsivos de pegatinas/stickers.

Cuando llegamos a un evento y empezamos a ver los trabajos de los artistas lo más económico y lo más coleccionable son estas pequeñas obras que se pueden pegar en cualquier lado. 

Hoy os traigo algunas ideas sobre dónde pegar los stickers, los sitios ideales, algunos al uso y otros algo más originales. Además, los inconvenientes de cada uno, porque las pegatinas son una cosa delicada y, a lo mejor, queremos que su vida útil sea lo más larga posible. Incluso puede que os descubra alguna forma nueva de decorar vuestro hogar con esas ilustraciones adhesivas.

¿Dónde puedo pegar mis stickers?

La agenda

donde pegar stickers

La agenda es el primer sitio que se nos puede pasar por la cabeza, incluyo aquí también los cuadernos. En la portada será el lugar en el que más se luzca el sticker. Sin embargo, será también el sitio más peligroso, está a la intemperie y puede estropearse fácilmente con el roce de todo lo que llevemos en la cartera o mochila. 

Por otro lado, podemos usarlas para marcar días importantes. Cosas positivas: aguantarán un temporal porque están protegidas, además si no recordamos que las pusimos cuando se acerque la fecha señalada nos las encontraremos con cierta sorpresa y nos harán sacar una sonrisa. ¿Lo malo? Que al pasar la fecha y terminar el año no volveremos a verlas

Carpetas

Ya sean las que utilizáis para ir a clase o al trabajo, o las que tenéis por casa para guardar documentos importantes. Ahí tenéis un terreno yermo para plantar tantas pegatinas como podáis y lucir un objeto cotidiano y “soso” de forma divertida y totalmente personalizada. Un escaparate al mundo en el que promocionar a vuestros artistas favoritos o vuestro propio arte.

Cosas buenas, es un espacio enoooooorme, e imaginaros si encima es una carpeta “artística” o de planos tamaño A3, vamos que podéis poneros como reto llenarla al completo. Además, las carpetas tienen mayor tiempo de duración que una agenda, con lo cual podréis ver los stickers durante mucho más tiempo.

Cosas malas, las pegatinas quedan a la intemperie, por lo que pueden estropearse más fácilmente. Otro inconveniente es que, depende del material de la carpeta, las pegatinas pueden despegarse fácilmente, o todo lo contrario, que queráis cambiar alguna y tengáis que tirar de alcohol u otros productos para limpiarla.

donde pegar stickers

Cuadros o marcos

donde pegar stickers

Algunas veces nos da pena utilizar las pegatinas en lugares en los que sabemos que se van a estropear. Si, me pasó. Por eso se me ocurrió comprar un porta imágenes de metacrilato

Utilizando el mismo papel que viene con la foto de muestra dado la vuelta voy pegando todas las pegatinas que compro a otros artistas en los eventos. Se diría que es la muestra de mi colección. Además, para recordarlos, apunto su nombre cerca de sus stickers.

¿Lo bueno de esta idea? Las pegatinas duran lo que no hay escrito y permite tener todo el espacio que quieras para ellas. Este tipo de “marcos sin marco” están disponibles en muchísimos tamaños, desde una foto pequeña hasta póster A1 o A0.Una forma de decorar y mantener las pegatinas de tus artistas favoritos, o las tuyas propias, a salvo.

¿Lo malo? Que el espacio se termina acabando y toca comprar otro soporte, porque los stickers no puedes despegarlos fácilmente para ir cambiándolos. Es algo prácticamente eterno. Además, ocupa espacio y muchos de estos porta imágenes sólo pueden colgarse en la pared, hay que tener taladro a mano si es uno de los grandes sobretodo.

Muebles varios

Cajoneras, estanterías, puertas de armarios… Son soportes también con un tamaño considerable donde colocar stickers y una forma de darle ese toque personal y artístico a nuestro cuarto (o salón, o cocina…).

Lo bueno de este soporte es lo que os comentaba antes, permite una decoración totalmente diferente, esa chispa que nos alegra por la mañana cuando nos levantamos, nos tenemos que quitar el pijama calentito y ver las pegatinas en la puerta del armario antes de decidir qué ponernos ese día. 

Lo malo, quedan un poco a la intemperie, aunque no tienen por qué sufrir roces y, si el papel es de cierta calidad, puede aguantar mucho tiempo en buen estado. 

Pero lo peor de esta opción es cuando queráis despegar las pegatinas. Algunos muebles tienen un material muy poroso, por lo serán muy difíciles de quitar y habrá que recurrir a: la maña, la paciencia y algún producto extra

donde pegar stickers

Aparatos electrónicos

donde pegar stickers

La tablet, el móvil, el ordenador… Cada día estamos más unidos a estos dispositivos, por lo que es normal que queramos personalizarlos a nuestro gusto. La parte trasera es una zona perfecta y un muy buen espacio para la decoración con stickers personalizados. 

Mostrar nuestro estilo en todo momento, llevar algo que nos importe o que nos recuerde un momento valioso es genial. O, simplemente, una pegatina con una frase graciosa que nos levante el ánimo cuando estamos trabajando.

La parte positiva de este formato es que, posiblemente, llevemos la pegatina que hayamos puesto siempre encima (en el caso del móvil). Y que nuestros dispositivos se distinguirán del resto desde lejos.

Si tenéis fundas transparentes podéis optar por no pegar los stickers y simplemente colocarlos dentro de ella. Así podéis cambiarlos siempre que queráis y no se dañarán con agentes externos.

La parte negativa será, como siempre, el momento de despegarlas. Aunque en general suele ser bastante sencillo, el calor que emiten los aparatos electrónicos suele afectar al pegamento de los stickers y hacer que se complique el proceso. No agobiarse, con algo de alcohol suelen salir bien.